Rosas: Naturalezas imposibles

Ya lo dijo Gertrude Stein: "Rosa es una rosa es una rosa, pero; y qué es una rosa?"

Esta humilde flor puede ser todo aquello que desees: una planta nada más, un capricho, un bonito ornamento reposando sobre la mesa coronando un jarrón. Una felicitación, el complemento a un día especial, o toda una declaración de amor. Una ofrenda de paz, un agradecimiento, puede que un espero que volvamos a vernos…

En mi caso son miradas. Pero no las de las rosas con sus ojos; pero qué ojos, si las rosas no tienen ojos.

 

Ninguna de ellas tendrá nunca la misma apariencia. Y es que estas necesitan un último componente que termine de dar forma a su existencia:

Estas rosas no serán nunca otra cosa, más que el reflejo de nuestra mirada caprichosa.

  Frases sobre la fraternidad y unión entre personas

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Rosas: Naturalezas imposibles puedes visitar la categoría Reflexiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir